Periodismo, ¿qué es?

Periodismo es querer aprender y mostrar lo aprendido. Periodismo es desear estar alerta a cualquier hora por si ocurre algo y contribuir a que se conozca. Periodismo es inquietud por ir siempre más allá de lo meramente superficial. Periodismo es la profesión de la investigación y las comprobaciones. Ser periodista es indagar por todos los resquicios posibles para después enseñar a la ciudadanía todos los puntos de vista que estén al alcance del profesional. El periodista busca, se informa, procura estar en el lugar de los hechos y, cuando no le es posible, tira de su lista de contactos, que, como periodista, ha de nutrirse de fuentes fiables, serias, veraces, rigurosas y pertinentes… ¡ah sí! Y de fuentes oficiales…lo olvidaba. El buen periodista selecciona, es crítico y analítico y no siente deseos de adoctrinar, sino de mostrar diversos matices que ayuden a la población a conocer y comprender el mundo un poco mejor. El periodista profesional sabe estar en el lugar preciso en el momento justo.

El periodista de élite se caracteriza, no por coleccionar títulos y premios, sino por ser curioso, entusiasta, transparente, pero, sobre todo, por su honestidad, valentía y dignidad.

Y periodistas somos todos los que seamos capaces de informar y transmitir opiniones fundamentadas haciéndolo siempre con rigor profesional y con eso que llaman ética y moral. Hombres o mujeres; mujeres u hombres… Eso qué más da. Lo importante es que todos, hombres Y mujeres Periodistas, nos unamos para demostrar que un buen periodismo es posible.

Véase en primera entrada del blog.

Y, ¿por qué la imagen de la cabecera y el fondo de este sitio? Sol, luz, atardecer, amanecer como primera luz del día. Razón como luz primera que ilumina al mundo.

Pues es que la información es poder, arroja la luz necesaria al devenir de la humanidad. Una herramienta esencial, pues, que hoy no parece apreciarse demasiado. Y a la vista está que los medios de comunicación no parecen otorgarle ni la ínfima parte del valor que posee, pues obvian la responsabilidad que teóricamente tienen, ya que influyen, me atrevo a decir que de forma determinante, en la formación de la opinión pública. Son los ojos de cada habitante del mundo, pues permiten observar aquello que ocurre en cualquier punto de la esfera terrestre. Deberían servir como mediadores para que las personas pudiesen valorar por sí mismas, para que desarrollasen sus propios razonamientos acerca de todo aquello que acontece. Y, por el contrario, intentan persuadir, posicionarlas, en función de los intereses a los que cada empresa mediática se halle rendida. Se intenta que las personas se conviertan en títeres, marionetas que no quieran emplear esa capacidad humana tan valiosa, la razón. Sí, esa cualidad que, como ya bien decían los ilustrados, “irradia luz que ayuda a disipar las tinieblas de la humanidad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s