Cristina Reyes: “El periodismo debería llevar implícita la buena práctica de su ejercicio”

Cristina Reyes, durante la entrevista¿Qué es realmente periodismo? Es imprescindible reflexionar a veces  acerca de multitud de cuestiones por las que el objetivo último y el sentido de este oficio se pierde. La prisa por fabricar la mayor cantidad de contenido posible, porque ante todo hay sed de dinero; y las diferencias que actualmente siguen dándose  entre hombres y mujeres, en determinados aspectos de esta profesión, son sólo algunos ejemplos de esas cuestiones que siguen y seguirán en la palestra. Pero a veces nos perdemos entre tantos matices que hacen que se olvide  la esencia de este trabajo.  Y es por eso por lo que se hace necesario hacer un alto en el camino, en cualquier camino, para reflexionar y  llamar la atención recordando cuál es la tremenda importancia de esta nuestra profesión, el periodismo. Pues hoy  haré esta parada reflexiva no a través de mis palabras, sino de las palabras de una  periodista en potencia, natural de Chiclana de la Frontera (Cádiz), que desborda ilusión y pasión por la profesión para la que lleva cinco años preparándose. O intentándolo, y no en vano. Ella quiere ser buena periodista y peleará por ello, aunque demuestra tener los pies muy en la tierra y sabe que eso no será para nada fácil. Ella es Cristina Reyes Baro. 

Eran más o menos las doce del mediodía cuando habíamos quedado. Ella, chica siempre muy puntual, pues no es la primera vez en la que tengo ocasión de comprobarlo, me esperaba en el lugar acordado justo a la hora establecida. Desde el saludo, Cristina hizo gala de esa mezcla entre la timidez y la simpatía que le es propia. Pero en seguida entablamos una conversación calmada y agradable, como todas las que he podido mantener con ella. Caminamos buscando el lugar idóneo para pasar un rato juntas. Pues así nos tomamos ambas los tres cuartos de hora durante los que la joven chiclanera ofreció sus interesantes pareceres acerca de la profesión periodística. Finalmente, llegamos a un parque con mucho verde alrededor, algo que a Cristina pareció encantarle. Lucía un sol radiante y decidimos sentarnos en los columpios, afición en la que las dos coincidimos. Iba a plantearle a la joven periodista la primera pregunta cuando se acercó un perro a jugar con nosotras. Si me costó no prestarle atención, porque a mí misma me gustan los animales, más trabajo aún me llevó conseguir que ella se desprendiera del perro. Le fascinan y puede pasar horas jugando con estos animales.

Cristina Reyes, durante la entrevista

Como no podía ser de otro modo, yo quería saber cuáles son las metas que una chica como Cristina se ha marcado o se marcaría ahora que está a punto de terminar de estudiar su carrera. Así, la joven explica, demostrando tener claro lo que quiere, lo cual, por lo que sé, es algo también muy propio de ella, que, “una vez finalizada la carrera, a mí me gustaría, pedir unas prácticas durante el verano relacionadas con la radio, medio que todavía no he probado, o en prensa, medio en el que sí he hecho prácticas y me gusta bastante. Y, quizás a medio plazo, sí querría, antes de irme fuera al extranjero, porque también veo que es primordial tener un segundo idioma,  buscar trabajo aquí en Sevilla [lugar en el que estudia] o en otro sitio de España, pues todo trabajo que venga siempre va a ser bueno. Y sí que me gustaría que fuera en prensa o radio. No obstante, ya que he estudiado periodismo, estaría bien probar la televisión, aunque no es el medio que más me llama la atención”. 

Así me interesé en conocer el punto más alto al que una chica, que parece querer crecer mucho en el plano profesional, respondió sin dudar un solo instante, aunque entre risas.Yo siempre he soñado con tener mi imperio periodístico, ser dueña de una emisora de radio y de un diario y, claro, todo trasladado también al mundo digital que es lo que impera ahora. Y me gustaría llegar a un cargo elevado, [contaba la joven futura periodista sonriendo].  No sé si es soñar mucho, pero yo es lo que quiero”, insistía.

Cristina Reyes, durante la entrevista

Y en cuanto a la rama del periodismo a la que le gustaría dedicarse, Cristina me explicaba que suele huir mucho de la política, “no es algo que me llame la atención, aunque un periodista tiene que estar bien documentado y saber un poco de todo, ya sabemos que ‘somos aprendices de todo y maestros de nada’. Pero a mí me llama más la atención el mundo cultural o de sucesos. Aunque, como he dicho, hay que probar muchas cosas más y no le diría que no a un trabajo relacionado con el periodismo deportivo o incluso en la sección política de cualquier medio. Ahora mismo no estamos para decir que no a mucho, a nada vaya”, reía.   

Con respecto a los inconvenientes de la profesión, la joven chiclanera, apuntaba que “la sociedad confía bien poco en los periodistas. Y tenemos que ganarnos la confianza haciendo un periodismo digno, un buen periodismo. Resulta un poco hipócrita llamarlo buen periodismo. Deberíamos poder llamarlo periodismo y punto, pues el periodismo debe ser bueno y no estar relacionado con el sensacionalismo o amarillismo. Ahora cualquiera nos relaciona a todos los periodistas con la prensa basura o prensa rosa y yo creo que tenemos que lavar un poco nuestra imagen”.

Y en cuanto al día a día de todo periodista, Cristina me comentaba que, en su opinión, y como casi todo en la vida,  el periodismo, al igual que tiene ventajas, tiene inconvenientes. “Y es que, nosotros nos levantamos a cierta hora y sabemos a la hora que vamos a empezar a trabajar, pero no sabemos a qué hora vamos a acabar. Y eso pasa mucho en prensa,  no se sabe bien  la hora de cierre y tampoco se sabe nunca cuándo van a llamarte para cubrir un suceso. Se le puede dedicar poco tiempo a la familia por la incertidumbre con la vivimos los periodistas. Eso puede ser lo negativo de la profesión”.

Cristina Reyes, durante la entrevista

Fue entonces el momento de hablar de la necesariedad del periodismo, respecto a lo que la joven periodista exclamó con total naturalidad, “¡hombre yo creo que el periodismo es necesario!. Yo estoy con la frase de ‘sin periodismo no hay democracia’ porque nosotros servimos a los agentes políticos, pero también tenemos que recordar que somos un servicio y tenemos que informar y educar a la opinión pública. Nosotros somos los culpables de que la sociedad piense de una forma u otra. No sé si llamarlo culpable”, decía con gesto de preocupación, como si pensara en voz alta.

Así mismo, y tras preguntarle por el motivo que le llevó a elegir esta carrera y no otra, con total sinceridad la joven apuntó que “cualquier persona que estudia una carrera quizás lo hace por vocación o lo hace porque a cierta edad se da cuenta de que quiere hacer una determinada cosa en su vida. Yo no te voy a decir que siempre he querido ser periodista porque sería mentira. Pero a mí me gusta escribir, me gusta el mundo de la radio y el periódico y creo que me llevo bien también con los medios digitales. A mí me llena mucho como persona ofrecer este servicio al público”.

La joven fue bastante clara en cuanto a sus ganas de conocer mundo y apostar por su profesión sin dudarlo.

Y, después de un rato de conversación llegamos a un punto algo más comprometido. Por un momento, le pedí que hiciese un esfuerzo por darme una respuesta tan personal como compleja, teniendo en cuenta la juventud de la periodista. Y es que le pregunté por su deseo de formar una familia un día y así fue como, con la personalidad y espontaneidad que le caracterizan, Cristina respondió firmemente, “yo lo tengo claro. Yo deseo formar una familia”.  No obstante, al pronunciar estas palabras, como quien se da cuenta de la verdadera importancia tiene algo que piensa después de decirlo en voz alta, la joven mostró una preciosa y simpática sonrisa, como el niño pequeño que sabe que ha dicho algo que quizás debía haberse guardado, pero ríe porque, en el fondo, tampoco son malas las dosis de esa inocente sinceridad. Claro que, casi sin respirar, apostilló con rapidez que “eso será en un futuro. Tengo mucha vida por delante, hay tiempo para todo”, decía sonriendo de nuevo y mostrando una mirada transparente, cercana y afable, de la que podía deducirse que cada una de sus palabras era sincera.

Ésta fue su actitud al pedirle que hiciese un esfuerzo de traslación hacia un tiempo futuro para pensar en el hecho de formar o no una familia.  

Fue entonces el momento de preguntarse si nuestros compañeros de carrera se plantean o no cuestiones como la compatibilidad entre la vida personal y la profesional. Algo que será muy necesario saber en un futuro. Así, le planteé a Cristina, en primer lugar, si ella misma se pregunta habitualmente cómo será su situación futura en este sentido y, con la gracia que parece caracterizarle, ella comentaba, de nuevo con una curiosa sonrisa, que “yo me lo planteo constantemente porque tengo una compañera a la que le gustan mucho estos temas, así que sería difícil no replanteármelo. Y no sé si es por mi deseo de formar una familia en el futuro y tener niños, que es algo que a mí me emociona y quiero hacer. Pero no te puedo decir  si mis compañeros hombres tienen este deseo o no porque no es algo que haya salido en conversación alguna. Pero vamos, yo pienso que ellos no se lo replantean de momento”.

Y, tras comentarle a esta chiclanera la posibilidad de que esta conversación sí haya tenido lugar entre las chicas, ella apostilló irónicamente, “tú lo has dicho, entre las chicas. Pero no he estado dentro de un grupo mixto de jóvenes en el que se replanteen estas cuestiones”.

Cristina Reyes, durante la entrevista

¿Qué es para ti el periodismo? , le pregunté finalmente. “El periodismo…” [ella se paró a pensar un momento mientras se columpiaba, con el gesto de quien quiere decir muchas cosas y no sabe por dónde empezar. Miró al horizonte, con su mirada unas décimas de segundos, parecía abstraída, pero no, finalmente respondió, con la misma profundidad y cercanía que hasta entonces]. “No existe un periodismo bueno o un periodismo malo. El periodismo debería llevar implícita la buena práctica de su ejercicio, lo que conlleva una clara y diferenciada responsabilidad social. Si no existe tal, no se trata de periodismo, sino de escribir o locutar sin ninguna validez crítica, interpretativa o analítica. El periodismo se ha convertido en la comidilla de las grandes empresas para prestar al público un servicio que, más que eso, es un piscolabis que a la audiencia no le da tiempo a digerir bien. Eso es en lo que se ha convertido el periodismo, pero bueno, para un momento y de nuevo pierde su mirada a lo lejos, si me ciño a tu pregunta y me abstraigo de todo lo negativo y sucio que envuelve a esta profesión, te diría que para mí el periodismo es libertad de expresión, es conocer, explorar, dar a conocer, llegar a la opinión pública y ofrecer lo que he vivido de primera mano, es conocer mundo, y no dejar nunca de aprender. Es compenetrarte con tus compañeros de trabajo y llegar hasta el fondo de los asuntos. Quiero pensar que en un futuro pueda ejercer como periodista sin ningún tipo de censura”.

Sabias palabras cargadas de magia y frescura las de esta futura periodista al describir qué es realmente periodismo, o, más bien qué debería ser. Y alentadoras las palabras de Toñi Nogales, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, que también ha hablado al respecto.

Tres cuartos de hora saben a poco con Cristina Reyes Baro. Reflexiones por momentos serias, aunque también ilusionantes, palabras cargadas de dureza, pero también de sinceridad.  Argumentos directos, pero profundos y repletos de la energía y la euforia de quien va a empezar en algo que, ante todo, le llena, le motiva, le gusta, le gusta de verdad. Profesionales como ella, es justo lo que le falta al periodismo actualmente. Profesional y capaz de tomar en serio lo que hace y, sobre todo, hacerlo bien. Profesional, sí. Y también una gran persona, cargada de humanidad, sencillez y simpatía. Algo de lo que, por cierto,  quizás también adolece la profesión periodística. Y yo tengo el privilegio de aprender de ella porque, durante muchas horas -que siempre son pocas-, la tengo cerca, muy cerca. 

Fuentes:
Textos propios, aunque como material adicional constan los siguientes sitios:

Fotos propias subidas desde wordpress (justo hoy la flickr está saturado y no me permite subir fotos a mi cuenta)

Vídeos propios subidos a mi cuenta de You Tube:

Usuario: María Vélez Romero

Anuncios

4 pensamientos en “Cristina Reyes: “El periodismo debería llevar implícita la buena práctica de su ejercicio”

  1. Muy buen artículo. Las fotos son muy bonitas y los vídeos muy espontáneos y naturales.Desde luego será una gran periodista, es una chica de fuertes convicciones y que es capad de conseguir todo aquello que se proponga. Y esperemos que pueda cumplir su sueño del imperio periodístico, o al menos de un periodismo más objetivo, que no es poco. Enhorabuena por el blog, me gusta mucho.

    • ¡Desde luego que no es poco! Pero la verdad, aunque parezca soñar mucho, lo del imperio periodístico no tiene por qué ser imposible. Y si se materializase el sueño, espero que no se olvide de nuestra existencia. Y a mí me contrate ^^

  2. Excelente artículo sobre esta ya-casi-periodista a la que deseo lo mejor en el futuro. Espero que conserve siempre el entusiasmo, la curiosidad y el objetivo del trabajo bien hecho. ¡Mucha suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s